Teníamos un cielo propio

La carta de amor que compartiremos a continuación ha sido redactada por un hombre que ha soportado la separación de la que fue su mujer y en esta carta expresa la desilución y amargura que ha padecido desde ese momento.

Esta carta, aun cuando no da alegría leerla, su contenido se debe valorar, pues este hombre la escribió inspirado por su dolor, es una carta sentida, sincera y realista.

Y sin más que añadir, vayamos a la lectura de la mencionada carta de amor:

Tú fuiste todo para mi

Que lindas épocas cuando estábamos juntos, todo parecía salido de una película, pues no había discusiones ni nada por el estilo, y eso era algo que a mi vida le daba sentido.

No obstante nada es perfecto, y nuestra historia terminó, tu te quejabas que por mi apretado horario de trabajo no dedicaba suficiente tiempo para divertirnos, y aún cuando te explicaba que mi deseo era labrar un futuro sólido para nosotros nunca lo entendiste.

A través de esta carta puedo decirte que ya cuentas con el tiempo que querías para divertirte, es más, tienes todo el tiempo del mundo para hacer lo que quieras porque a mi me has dejado a la deriva y tú para mi fuiste todo, a diferencia de que yo para ti no fui nadie pues las pruebas de amor que me manifestabas no eran más que falsedades.

Aunque espera, que si todavía me amas aqui te estaré esperando, aunque ya no para amarte, sino para que te enteres de lo que te has perdido y que lamentarás por toda tu vida.

Ten presente que tan sólo se vive una vez y si bien errar es de humanos, hacerle pedazos el corazón a otra persona es pura basura y eso es lo que tu has sido en esta vida, una basura.

Adiós querida mía, deseo que puedas ver lo que perdiste y espero que también pienses sobre lo que has hecho a lo largo de los años que estuvimos juntos.