Una Actitud Perfecta Lograda en Tres Pasos

Nada más acertado que despertar en la mañana y empezar el día con una verdad fundamental. Esta es la primera: Tu realidad actual es ideal y se pone mejor.

Lo más seguro es que no estés de acuerdo con esta verdad, pero ella existe para exhortarte a un futuro promisorio ya sea que creas en esta verdad o no. Si tu mente te dice que esa verdad no se ajusta a tu realidad, piensa por un momento cuál es la razón y en qué aspectos tienes que trabajar o cambiar para encaminar todo tu potencial y aumentar tu productividad.

De ti tan sólo depende en corto tiempo estar mucho mejor que ahora, ¿aceptas esa invitación para tu vida, estarías dispuesto a aceptar esa verdad? Esa verdad fundamental tendrás la oportunidad de verla materializada muy pronto en tu vida, créelo, pon toda tu voluntad en ello para optimizar tu trabajo, y/o estudio y alcanzar tus objetivos.

Cuando te comprometes con esa verdad, enfocarás tus esfuerzos a hacerla realidad. Conocerás personas que te compartirán nuevos conocimientos e información, desarrollarás nuevas habilidades, estudiarás cosas nuevas, harás nuevas redes humanas, en fin, todo esto es esencial para que todo emprendimiento consiga sus propósitos.

La segunda verdad fundamental es: Tu vida actual está llena de cosas por las cuales has de estar agradecido. Esta es la regla de la perspectiva.

Hay situaciones adversas que te hacen pensar que todo camina mal y te domina la ira, la ansiedad, angustia o el estrés. Ahora bien, ¿qué hay de las personas que sobreviven con menos de dos euros al día?, como sea estas personas están luchando cada día, y ¿cómo no vas a salir adelante tu con tanto que tienes que agradecer? Empieza a hacer una lista de todo lo que la vida te ha proporcionado al paso de los años y te sorprenderás de cuán larga resulta!

¡Da gracias y se feliz con todo lo que tienes! Esto no supone que no vayas a lograr todo lo que aspiras en cuanto a riqueza, profesión, status, AL CONTRARIO.

La tercera verdad fundamental que no debes dejar de repetirte a ti mismo es Tus resultados actuales cambiaran continuamente, se acrecentarán y mejoraran.

Para todo el que se halle decidido a seguir adelante su camino esta verdad es patente, y nunca ha de dormirse sobre los laureles del éxito. La vida permanece en constante movimiento, todo el tiempo cambiante, transmitiendo enseñanzas, que una vez asimiladas nos ayudan a mejorar en todos los sentidos, transformándonos, llevándonos a superarnos en distintos aspectos. Asi pues, ten la convicción de ésto. Si tu voluntad es crecer, nada ni nadie podrá detenerte.

Existen tres verdades fundamentales:

1) Estás genial y estarás aún mejor.

2) Has de estar agradecido por tantas cosas buenas

3) Tus resultados actuales cambiaran, crecerán y mejorarán.

Repite estas verdades, medítalas, absórbelas y se convertirán en realidades.