Todo Sobre Las Calderas De Gas

Calderas estancas

Estas calderas han quedado en desuso por las modernas bajo NOx y condensación. Dado que a partir del año 2008 tan sólo podrán instalarse en viviendas unifamiliares que posean salida directa por fachada o en edificios en altura que cuenten con conductos de evacuación de doble flujo que vayan a dar a la azotea del edificio. Y como gran parte de los edificios no tienen conductos de evacuación adaptados a calderas estancas, éstas no pueden instalarse.

Calderas de bajo NOx

Son calderas estancas versión mejorada para irradiar menos partículas contaminantes. Las calderas de bajo NOx son calderas estancas con los quemadores rectificados para producir llamas de menor temperatura, y de esa forma se reduce de manera sustancial la emisión de NOx, causante de la lluvia ácida. La llama se enfría, dependiendo del fabricante, con agua o con aire. La mayoría de fabricantes se decanta por el sistema de enfriamiento de llama por agua, permitiendo circular el agua del circuito de calefacción por el quemador.

Calderas de condensación

Además de ser calderas de combustión estanca y de bajo NOx, asimismo son de condensación. Las calderas de condensación tienen un recuperador que deja volver a aprovechar el calor del vapor de agua contenidos en los productos de la combustión y lo vuelve a introducir en el circuito. Mientras que una caldera estanca o de bajo NOx tira parte del calor a la calle, una caldera de condensación lo aprovecha, ésto representa más rendimiento y reducción de consumo de gas. Una caldera de condensación debe ser conectada al desagüe de una lavadora, lavaplatos o pila, dado que el vapor que se roba al calor es agua que deberá ser evacuada.

Se tienen que tener en mente varios aspectos antes de decidirse por algún tipo de caldera:

Comunmente, si tenemos un desagüe próximo del lugar donde se instalará la caldera, solemos recomendar la caldera de condensación.

No tener un desagüe cerca de donde se va a instalar la caldera crea dificultades e incrementa los costos, en este caso se aconseja una caldera bajo NOx.

Las calderas estancas solamente se recomiendan en viviendas unifamiliares, a causa de que es en el único tipo de vivienda en la que permiten sacar el tubo de evacuación directo por fachada; en edificios en altura se permiten calderas estancas si encontramos conductos adecuados a este tipo de calderas que evacúan por la cubierta.

La potencia de la caldera es necesario tenerla en mente al momento de decidirse. Para una vivienda de más o menos 160m2 se puede optar por calderas de 24 o 25 kw en calefacción. Para más de 160 m2 serían de 28 ó 30 kw. Acerca de la potencia además hay que tener en cuenta cuánto se utiliza el agua caliente. Si se tienen uno o dos baños. Si son dos mas no se usan a la vez se podrá instalar calderas Junkers de 24 ó 25 kw en agua caliente.