Alimentos constructores y las proteínas incompletas

Por lo que deberíamos nivelar la escasez de aminoácidos en una proteína incompleta con la aportación de otra proteína para lograr obtener todas esas moléculas que provienen de la separación de las proteínas. Este criterio es el denominado "Proteínas complementarias", porque las proteínas más fuertes y las más débiles se conjugan entre ellas.

Para ejemplificar, podemos comentar lo siguiente:

Si vemos el caso de las habas, los frijoles y la soja, apreciaremos que los tres son ricos en lisina, no obstante su contribución de metionina es mínima.

En países como México y la India, se conoce que no son colosales consumidores de carne, de ahí que lleven a efecto con mayor constancia combinaciones de proteínas incompletas en su dieta.

Si desea o precisa suplementar su dieta por imposiciones físicas serias o se encuentra haciendo una rutina de pesos en el gimnasio para desarrollar anabolismo o aumento de masa muscular le propongo proteínas vegetales de PEA (arveja o guisante). En caso de elevados requerimientos en proteínas igualmente vendría a ser conveniente mezclarlas con suplementos de proteínas de procedencia animal.

Alimentos con proteínas incompletas que se tornan una genial combinación:

Arroz y fríjoles.

Cereales y leche.

Fríjoles y maíz.

Pan y queso.

De acuerdo a los estudios más notables nos indican que estos grupos de alimentos que contienen estas proteínas no es necesario ingerirlos en la misma comida. Ya que si se ingieren a lo largo del intervalo de tiempo de un día, la formación de los músculos y la de los tejidos de nuestro cuerpo se va a desarrollar de igual modo.

Los vegetarianos prosperan en sus dietas de proteínas no animales gracias a la capacidad de nuestro metabolismo para asociar tales mezclas.

Para saber más haga clic sobre "los alimentos constructores"