Modelos de Publicidad Exterior y sus Ventajas

La publicidad exterior es excesivamente versátil encontrándose en una importante línea de formatos tales como rótulos luminosos, vallas, carteles y en lugares públicos atiborrados como eventos culturales, deportivos o desfiles.

A la publicidad exterior se la ha visto todo el tiempo como un medio para recordar al consumidor los mensajes publicitarios enviados por la televisión y la prensa.

Ubicando la publicidad exterior en sitios estratégicos se consigue un enorme número de impactos. A su vez, la publicidad exterior puede estar encarrilada a determinados segmentos los cuales son difíciles de alcanzar por medio de los medios corrientes como la prensa o la televisión a pesar de que en términos generales hay que opinar que la publicidad exterior va perfilada a todo el público mas a ninguna persona precisamente.

Unos de los grandes contratiempos de la publicidad exterior es que los buenos lugares suelen encontrarse ya ocupados por los anunciantes más poderosos y también resulta bastante complicado medir el impacto hecho e indagar el retorno de la inversión.

Generalmente se suelen examinar zonas comerciales y centros de ciudades. Es de trascendencia buscar localidades para colocar nuestra publicidad exterior vinculados con el producto que se promueve de tal manera que se preste mayor atención e incite el interés en el cliente potencial.

Por citar un caso, con la publicidad exterior para productos deportivos, ésta se puede instalar próxima a gimnasios, estadios e instalaciones deportivas.

Hay infinidad de soportes de publicidad exterior como vallas publicitarias, rótulos y carteles pero también es demasiado normal el empleo de carteles en el transporte público e inclusive el uso de automóviles diseñados solamente para la campaña, esto es lo que se denomina roadshow o un evento exterior publicitario en el que se hace un itinerario concreto con un vehículo diseñado y diseñado para la ocasión.

Está lo que se conoce como publicidad exterior móvil con vehículos publicitarios como autobuses publicitarios o un camión publicitario o hasta un trailer permitiendo de esta manera el lanzamiento de una campaña por medio de un itinerario.

La clave para el éxito de la publicidad exterior es conseguir una fusión perfecta entre un mensaje interesante y sencillo a modo de llamar el interés de los viajeros.