El espacio de la Cocina A través del Tiempo

Desde la mas remota antigüedad la cocina ha sido la pieza principal de la casa, el lugar donde estaba asegurado el calor y el sustento Debía de ser una pieza amplia, con bancos y mesas próximas al fuego, en muchas casas de campo aún se conservan estas nobles estancias con su hogar armado con una cremallera para sostener el puchero, y los morrillos para aguantar los leños.

La cocina ciudadana nunca ha tenido esas dimensiones patriarcales. Dejando al margen las diminutas viviendas proletarias, el ideal de la cocina urbana segregó ya desde un principio un espacio destinado a comedor, siempre independiente de la cocina económica, de carbón y leña.

La progresiva disminución de la superficie destinada a la vivienda, resultado del encarecimiento de las tierras, de los costos de la construcción, favorece la aparición de la cocina pequeña.

La cocina pequeña o compacta, llamada americana, presenta innegables virtudes: los muebles se complementan aprovechando al máximo el espacio, se equipa con dos hileras de estantes. El aspecto negativo de esta cocina es el espacio excesivamente reducido de lo habitual.