Navegar es más Divertido cuando tu eres dueño del Barco

La ventaja de poseer una embarcación es que puedes tomarte una vacación navegando en cualquier momento. No tienes que llamar a tu agente de viajes o hacer alguna reservacion en línea ya que el barco está atracado en el muelle esperando a que abordes. La única cosa que te resta por hacer es comprar comida y combustible la cual tiene que ser suficiente para traerte de vuelta.

El barco además acarrea beneficios financiera cuando no lo usas, ya que puedes alquilarlo a quienes deseen salir en su propia vacación en barco siempre y cuando estén dispuesto a pagar tu tarifa. Esto por supuesto representa ingresos adicionales para ti de tal modo que tu yate esté en buenas condiciones.

Esto también resulta ideal para aquellos que desean conducir un negocio abordo ya que es libre de impuestos una vez registres tu embarcación como un lugar de negocios. Para ver cómo funciona esto, ponte en contacto con tu asesor contable.

Otro beneficio financiero de poseer tu propio yate es el hecho de que se considera un segundo hogar. Esto es así, siempre y cuando el bote tenga al menos un camarote, una cocina y proa lo cual es requisito en algunos países.

Si no puedes comprar tu propio yate, hay algo llamado propiedad fraccionada del barco, lo cual quiere decir que por un período determinado durante el año, puedes hacer lo que quieres con el barco. Esto te permite usarlo para ir de viaje con tu familia.

Lo bu eno de esto es que un grupo de ustedes comparte el costo de poseer el yate el cual ya incluye su mantenimiento, seguro, amarradero, equipo, combustible y reparaciones.

Esto solo puede pasar, desde luego, después de que hayas completado una clase de orientación en seguridad del canotaje. Esto no será un problema para ti si ya estás certificado para navegar en bote y sabes cómo usar todo el equipo abordo como mapas, compás y GPS.

La otra opción es unirte a un club de navegación. A diferencia de compartir a tiempo parcial, no eres propietario del bote. Pero como miembro, estás autorizado hasta cuatro reservaciones por adelantado en cualquier momento y acceso a lanchas fuera de borda y barcos de vela que son hasta de 9 metros de longitud. El club por su parte cubrirá todos los gastos como mantenimiento, limpieza, garage y seguro.

Existen muchos clubes así que no tienes que esforzarte en buscar uno. Algunos se especializan en cierto mercado mientras que otros son más abiertos. También ofrecen clases de navegación para aquellos que deseen hacer esto por diversión o para comprometerse en serio con el deporte.

La vacación de aventura navegando es mucho mejor cuando eres propietario del yate ya que lo único que tendrás que hacer es conducir hasta el muelle, meter tu equipo a borde y luego zarpar hasta el horizonte.

Otra cosa importante para garantizar la seguridad tuya y de tus seres queridos que te acompañen es saber técnicas de salvamento acuático, de tal manera que puedas convertir cualquier emergencia acuática en una situación controlada y segura.