Pagate primero a ti mismo

Parece facil, pero no lo es.
Pocos de nosotros tenemos la costumbre de pagarnos a nosotros mismos, esto puede parecer algo tonto e inutil, es decir todo lo que gano es mio. Si tu piensas asi, detente un momento.

Pagamos impouestos, compramos comida, ropa, gasolina, calzado, nos divertimos y descansamos. Es decir gastamos nuestro dinero, y esto no es particularmente malo, sin embargo jamas nos ponemos a reflexionar sobre nuestro pago.

La regla no escrita dice que el 10 por ciento de cualquier ingreso debe de ser para nuestro ahorro, ojo y mucho cuidado, este importe no es para comprar una casa, un auto, darte unas vacaciones. Es simple y sencillamente para "ahorrarlo"

Sirve para tener un importe disponible en situaciones de extrema necesidad, y cambiar tu coche o ir a Ibiza no es cosa de vida muerte.

Tu 10 por ciento te servira en casos de un accidente, un despido laboral, una contingencia legal o medica. Realmente son pocas las situaciones en las que debas de hechar mano de este dinero.

Aprende a vivir con el 90 por ciento de tu ingreso, mentalizate que es el 100. El otro 10 es tu "verdadero" salario, no lo olvides.