A contramano

Cuando, después de horas de mansedumbre y vacío estomacal, porque sólo ingeristeun par de cafés o mates, sin ningún agregado importante, vas al supermercado ycomprás más de lo que vas a comer, o cuando cocinás con el estómago lleno y no tenés la menor idea del condimento que tenés que agregar, porque ya tus papilas gustativas han sido vapuleadas, andás a contramano.

Esto significa que no estás a tono con el resto de la gente, o con las muchas manos de la gente que manipulan envases , sobres, bolsas y demás en los supermercados. O las mismas manos que echan avisadamente, casi con arte y perfección, los condimentos sobre las carnes y las verduras. Con una certeza casi mágica. . Son los que están a mano. O sea, los que marchan al ritmodel común del usuario .

Entonces, sólo entonces, tenés que recurrir a la técnica del desglose, a veces mal llamada de la ?concientización?.

Simplemente, se trata de repensar de qué se trata. Y entrar a repartir, a dividir, a desglosar.Y no es un juego de palabras. Es reubicarse en el lugar justo de donde partiste.

Qué querías, a dónde tenías que llegar, cuál era tu objetivo, qué cosas estaban en juego, qué resignabas y qué no resignabas.

Cocinar sin hambre tiene lo suyo. Tema para otra entrega, pero tema al fin. La ausencia de motivación es preocupante en estos casos.

Comprar con hambre también tiene lo suyo. Y se torna, también este, en tema para otra entrega. Comprar lo que no hace falta? ufff!! Es dolorosamente caro y antipráctico.

Por eso la consigna: pensar antes de actuar. Con la cabeza o con el estómago, pero hacer funcionar los radares. ¡A encaminarnos, entonces! Compras más justas y comidas más sabrosas. La familia, tu bolsillo y tu estómago,agradecidos.