Crisis espiritual actual,fenómeno de los tiempos modernos.

En realidad nuestras actuales generaciones hemos evolucionado o involucionado espiritualmente. Desde nuestros inicios la base de toda estructura social es la familia y solo con buscar el sustento y disfrutar de la naturaleza eran felices. Los valores creados a través del desarrollo de la especie humana han ido en franco retroceso, el predominio de la necesidad vital de las nuevas generaciones de nuevos tipos de comunicación en ves de aumentar el afecto y el cariño con sus semejantes ha generado un distanciamiento afectivo en las familias.No basta con la presencia física de nuestros niños y adolecentes en casa si su concentración y atención sobre juegos electrónicos y otros tipos de entretenimeintos los limita al afecto familiar y a la creación de valores que solo se forman en el seno de la familia.

La responsabilidad de buscar un equilibrio entre los entretenimientos de nuestros hijos y el necesario roce de afecto que genera una convivencia y el amor de la familia que creamos es un factor importante y en el futuro definirá el grado en que estos frutos del amor de los padres devuelvan espiritualmente ese ingrediente tan necesario para vivir.

Sin duda entre otros factores muy asentuados entran a jugar dificultades materiales, la Crisis Económica influye directamente en el distanciamiento de nuestras familias, el aumento de las tarifas de comunicación, asi como el precio de los combustibles influye en la falta de contacto físico afectivo entre abuelos , padres e hijos . La limitación de los mas mayores por el desconocimiento de las nuevas tecnologías, así como el ritmo que impone la vida moderna disminuye considerablemente ese tiempo necesario de dar afecto y cariño a quienes nos han entregado todo incluso lo mas preciado del ser humano nuestra propia existencia.

No se trata de impedir el desarrollo al contrario este puede hacernos la vida mas confortable, en la vida la palabra clave es EQUILIBRIO y si hay que apostar por algo que este desequilibrado es mejor apostar porque la balanza se incline hacia la espiritualidad sobre las cosas materiales que nos dan tanto placer y que no nos saciamos y cada día queremos mas. En estos tiempos de Crisis Económica si hay alguna formula que no han encontrado los estadistas del mundo desarrollado es precisamente algo que surgio con la propia creación y que todos tenemos dentro y es inagotable, lo podemos dar que nunca sobra, Amor.