Siete nociones de alquimia espirtual

La alquimia espiritual es un camino luminoso y preciso que sigue los dictados de las emociones y apunta a que el individuo logre ser feliz en sociedad a través del proceso de individuación, término acuñado por Carl Gustav Jung. No se trata de separar elementos a la fuerza y luego amalgamarlos para obtener algo intrínsecamente más puro, es más bien una cuestión de purificar desde adentro al ir consumando las etapas de la individuación.

El individuo que se atreve a vivir su historia personal muestra, invita y enseña a los que lo rodean a hacer lo mismo.

Para realizar el proceso de individuación y alcanzar así la alquimia espiritual hay que considerar siete nociones básicas:

1 - La historia personal es aquello que en lo más profundo queremos llegar a ser. Al comenzar nuestro camino en la vida todo nos parece posible y no tenemos miedo a soñar, a volar alto. Pero durante el transcurso de los años, nos vamos amoldando cada vez más a la estructura de esta sociedad materialista y manipuladora, vamos perdiendo gradualmente ese impulso vital interno de concretar lo que hemos venido a hacer en esta vida. Nuestros anhelos se deshacen, dejamos de soñar y caemos en el conformismo, en una rutina aburrida y deslucida. Entonces es momento de poner en marcha la alquimia espiritual.

2 - Cuando vivimos nuestra historia personal nos conectamos con la Magia Universal, el verdadero poder, que es siempre positivo y trasciende las contingencias y las limitaciones del ego. Hay que confiar en esta fuerza original y abarcadora, teniendo Fe y confianza seremos guiados desde adentro hacia nuestro entorno próximo y más allá, estaremos logrando poco a poco nuestra ansiada individuación.

3 - Si quieres algo realmente puro y genuino, todo el Universo despliega sus redes pluridimensionales para que puedas lograrlo. Todo se maneja con un lenguaje simbólico difícil de analizar y describir, el lenguaje de las emociones humanas. Estas redes se conectan por medio de fuerzas sutiles, trasciende el tiempo y el espacio tal y como lo conocemos. Es la magia de la alquimia espiritual que trasmite su poder sanador.

4 - Tenemos que prestar atención a las señales subliminales y a los mensajes de los sueños que nos presenta la vida, que va más allá de las imágenes, sonidos y percepciones físicas. Al descifrar estos detalles, la comprensión del mundo se expande increíblemente. Lograr la alquimia espiritual produce este tipo de expansión todo comprensible.

5 - Todo es uno. Esta es la verdad esencial que descubrieron los que han vivido la alquimia espiritual. En cada parte de este universo se halla toda la creación.

6 - Cada ser humano en este planeta tiene un tesoro en su interior que pugna por ser desentrañado. Si comprendemos lo interno logramos ver con claridad y alcanzamos la individuación.

7 - Escucha tu llamado interior, nadie puede huir de sí mismo. Todavía hay muchos que andan distraídos sin encontrar el rastro perdido de su camino; ese sendero que los lleva a la realización y felicidad personal, a concretar la historia personal y experimentar la alquimia espiritual.