Razones para consumir calcio

Previene el síndrome pre-menstrual

Con más calcio en tu dieta, podrías sufrir menos cambios de humor, dolores de cabeza, irritabilidad y ansiedad asociados con el síndrome pre-menstrual Un estudio mayor mostró recientemente que una dosis diaria de 1,200 miligramos de calcio puede reducir estas molestias periódicas en tanto como un 50 por ciento.

Los síntomas pre menstruales indican que una mujer tiene una acentuada deficiencia de calcio
Obtener suficiente calcio también ayudará a prevenir la pérdida de huesos con debilidad más tarde en la vida, la cual es un riesgo para quienes sufren del síndrome pre-menstrual.

Disminuye la alta presión sanguínea

La alta presión sanguínea puede llevar a padecer enfermedades cardíacas, la mayor causa de muerte tanto en hombres como en mujeres en Estados Unidos. También es una gran amenaza si se desarrolla durante el embarazo, una condición llamada (CQ) pre-eclampsia.

Sin embargo, el calcio proveniente de los productos lácteos, en combinación con una dieta balanceada y baja en grasas, podría ayudar a mantener la presión sanguínea en su sitio
Este plan alimenticio, que es ampliamente recomendado por los médicos en Estados Unidos para los pacientes con alta presión sanguínea y otros, recomienda de dos a tres porciones de productos lácteos bajos en grasa o libres de grasa durante un día, tales como la leche sin grasa, el yogur sin grasa y el queso bajo en grasas.

Combate el cáncer de seno
Una ingesta amplia de calcio también puede ayudar a reducir tu riesgo de cáncer de seno, especialmente si eres bebedora de leche. Un estudio llevado por Finnish, que involucraba a más de 4,600 mujeres, concluyó que aquellas que bebían por lo menos tres vasos de ocho onzas de leche al día tenían un riesgo menor de cáncer de seno que aquellas que no bebían tanta leche.

Ayuda a mantener el peso
Los investigadores sugieren que una dieta rica en calcio -especialmente una que incluye fuentes lácteas- no sólo ayuda a las mujeres jóvenes a mantener el peso en su lugar sino que podría reducir los niveles generales de grasa corporal.

Un estudio realizado a mujeres de 18 a 31 años de edad encontró recientemente que aquellas que consumían hasta 1,900 calorías, pero al menos 780 miligramos de calcio por día, podrían no presentar incrementos en el peso o bajar varios kilos durante un período de dos años. Las mujeres con dietas pobres en calcio, por otra parte, ganaron peso con la misma ingesta de calorías.