Mango, remedio para la cardiopatía.

En la actualidad las enfermedades cardiovasculares son la mayor amenaza de salud en muchos países. La enfermedad cardíaca es potencialmente mortal, pero es tratable.
Al hacer pequeños cambios en su rutina alimentaria y en su estilo de vida sin duda puede hacer su corazón sano y puede prevenir cualquier tipo de cardiopatía.

Se ha sabido por algún tiempo que la ingesta de gran cantidad de frutas y verduras frescas es increíblemente saludable, y ofrece una fantástica fuente de vitaminas y antioxidantes. Los antioxidantes son de gran importancia para prevenir enfermedades cardiovasculares y proteger contra el riesgo de alguna cardiopatia

El mango también posee importantes vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes. El mango es una fuente rica en potasio, que es un componente importante de los fluidos celulares y el cuerpo, que ayuda a controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Incrementar el consumo de potasio adicional alrededor de 400 mg cada día puede reducir la posibilidad de contraer enfermedades cardiovasculares. Cada 100 gramos de mango contiene 189 mg de potasio.

Los mangos tienen un tipo de compuesto llamado selenio, que protege el cuerpo contra la cardiopatia.

El mango es rico en fibra dietética. El alto nivel de fibra dietética soluble, pectina y vitamina C presente en los mangos ayuda a reducir los niveles de colesterol.

Pero lo que los expertos han encontrado puede hacer a los mangos una fruta extra especial en la lucha contra la cardiopatia, son un grupo de químicos llamados polifenoles.

Los investigadores que realizaron la prueba dan a conocer que los polifenoles dentro de los mangos pueden proteger el corazón de una enfermedad, mediante la reducción de la inflamación y ayudar a la operación del endotelio, una capa delgada de células que recubre el interior de las arterias y venas y hace
que sea mas fácil para el cuerpo para filtrar sangre, regular los niveles de presión arterial y administrar el movimiento de las células blancas de la sangre para combatir las enfermedades cardiovasculares.