Relación entre dormir más y la obesidad

La cantidad de sueño adecuada es de gran importancia en un plan de perdida de peso y se debe agregar a la mezcla recomendada de la dieta y el ejercicio, según un comentario publicado en CMAJ (Canadian Medical Assocation Journal).
La falta de sueño aumenta el estimulo a consumir más alimentos y aumenta la regulación apetito-hormonas.
Los cambios en las hormonas que coinciden con una dieta de valor energético reducido asociado con cambios en la respuesta a la privación parcial de sueño puede esperar que aumente la grelina y disminuyan aun más las concentraciones de leptina para promover el hambre.

Hay un gran porcentaje de personas adultas en Estados Unidos que son obesos y muchos de ellos duermen menos de seis horas por noche.

La obesidad afecta a mas de 450 millones de adultos y mas de 40 millones de niños menores de 5 años.
Las personas con sobrepeso tienen un riesgo mucho mas elevado de diabetes tipo 2, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares.

Para que los efectos de la obesidad no duren para toda una vida es necesaria la intervención temprana durante los años de infancia.

Estudios anteriores han señalado que las personas que reportaron recibir menos de siete horas de sueño por noche, tenían mas probabilidades de ser obesos en la evaluación inicial. El estudio también demostró que eran también mas propensos a desarrollar obesidad durante el seguimiento.

Los participantes que dormían cinco horas por noche eran un 73% mas propensos a ser obesos que los que duermen de siete a nueve horas de sueño cada noche.

Incluso una hora de sueño puede hacer la diferencia.