Deventajas y Problemas de Usar Laxantes para Adelgazar

Muchas personas toman laxantes para bajar de peso. Los laxantes son por lo general adoptados para aumentar la actividad intestinal y aflojar las heces.

La gente cree que los laxantes son muy eficaces en la pérdida de peso, pero lo que realmente sucede es que ayudan a reducir el peso del agua y no el peso corporal real. Los laxantes se consiguen fácilmente en el mercado como medicamentos de venta libre, ademas usted también puede encontrar muchas preparaciones a base de hierbas.

Estos medicamentos se utilizan para el tratamiento de enfermedades como el estreñimiento y no están preparados para utilizarlos en la perdida de peso. Antes de tomar estos laxantes para lograr su objetivo, es mejor saber cómo funcionan.

Los laxantes sirven para lograr el aumento de la actividad intestinal y el aflojamiento de las heces. La comida digerida se absorbe en el intestino delgado y la absorción de agua y los minerales se lleva a cabo en el intestino grueso.

Los laxantes trabajan en el intestino grueso y aceleran la eliminación de los alimentos, estos alimentos aun no fueron digeridos por el cuerpo, esto lleva a la diarrea, donde el agua y la materia no digerida se pierden. Una persona que experimenta diarrea siente que se ha deshinchado o lo que es peor que ha perdido algo de peso al tomar los laxantes.

Tomar laxantes para bajar de peso con frecuencia conduce a la deshidratación ya que el cuerpo no es capaz de absorber la cantidad necesaria de agua.

Adoptar los laxantes para bajar de peso debe ser considerada sólo después de entender correctamente el funcionamiento de los laxantes en nuestro cuerpo y conocer los efectos secundarios que provoca en el.

Algunos de los efectos secundarios más comunes experimentados por la gente son: dolores de estómago, diarrea crónica, náusea, deshidratación, vómito, sangrado rectal, el debilitamiento de los huesos y trastorno electrolítico. Si usted toma laxantes con frecuencia para bajar de peso podría cambiar de forma definitiva el funcionamiento de su sistema digestivo.

Algunos pacientes también han informado de estreñimiento crónico debido a la utilización de estos medicamentos, si esta condición persiste, podría conducir a la extirpación del colon por medio de cirugía. El consumo de los laxantes en grandes cantidades también es peligroso ya que podría afectar el tracto gastro-intestinal.

Si usted es una persona que está tomando laxantes para perder peso, usted tiene que considerar todos los aspectos mencionados anteriormente antes de continuar tomándolos. Úselos razonablemente para lograr una pequeña pérdida de peso a largo plazo o para deshacerse de estreñimiento, etc. Antes de elegir un laxante especial, es mejor consultar a un médico y obtener su sugerencia, no utilice laxantes fuertes porque su cuerpo puede no ser capaz de controlar sus efectos. Así que siempre elija los suaves para aliviar la hinchazón y el estreñimiento, siempre haga una investigación del producto que consumirá o de las diferentes variantes que existen en el mercado para estar segura de cual es el que mas se adecua a Ud.

Lo que si esta claro que en lugar de usar laxantes para bajar de peso puede probar diferentes alternativas saludables, como consumir una dieta bien equilibrada, beber mucha agua, masticar bien sus alimentos para una buena digestión, comer pequeñas cantidades de alimentos durante 4-5 veces al día en lugar de comer en exceso, etc. esto le ayudará a quemar más calorías y perder kilos de forma natural. No olvide que los laxantes pueden ayudarle a perder el peso del agua, no de la masa corporal, por otra parte siempre se deben utilizar sólo para el tratamiento de ciertas condiciones y se aconseja con el fin de tratar estas condiciones primero probar consumir laxantes naturales como frutas, verduras y té de hierbas que estén libres de productos químicos ya que siempre serán mas seguros que los que están producidos con productos químicos.