El Resveratrol, la Molécula de la Juventud

Son bien conocidas las propiedades antioxidantes del vino tinto, cuyo consumo moderado nos protege también frente a las enfermedades cardiovasculares.

Este efecto protector, según las últimas investigaciones, se explica por una molécula, el resveratrol, presente en la uva, con propiedades antioxidantes que protegen contra los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro.
Además, el resveratrol aumenta la actividad del gen SIRT1, que alarga la vida de las células de la piel.

Por todas estas valiosas propiedades antioxidantes y protectoras, los suplementos de resveratrol tomados por vía oral nos pueden ayudar a conservar la juventud de nuestra piel. Pero, además, en la actualidad podemos encontrar también cremas y lociones que contienen asimismo resveratrol como principio activo, que, combinados con las cápsulas, consiguen efectos más visibles en poco tiempo.

Aunque falta todavía mucho que investigar, los resultados obtenidos parecen confirmar la eficacia de este antioxidante en la eterna lucha contra el envejecimiento.