Propiedades del Pescado Azul para Regular el Colesterol

Cada vez más estudios avalan los beneficios del pescado azul para nuestra salud cardiovascular.

Al contener ácidos grasos Omega 3, nos ayudan a regular nuestro nivel de colesterol, manteniendo limpias nuestras arterias, lo que reduce el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares.

Pero, además, estudios recientes sugieren que el consumo de ácidos grasos Omega 3, por su acción anti-inflamatoria, ayudan a conservar nuestras articulaciones flexibles.

Así, un mayor consumo de pescado azul en nuestra dieta ayudaría a reducir la dosis de medicamentos que se prescriben habitualmente para combatir el dolor y la inflamación, cuyos efectos secundarios pueden ser importantes por tratarse de problemas de salud crónicos que precisan de largos períodos de medicación, muchas veces de por vida.

Además de estos valiosos beneficios para nuestra salud, el pescado azul contiene vitamina B12, D y minerales, si bien su aporte calórico es superior al del pescado blanco.

Los estudios sobre los beneficios del consumo de ácidos grasos Omega 3 para nuestra salud son numerosos, y cada vez son más los especialistas en nutrición que aconsejan que se incluya en la dieta a partir de edades más tempranas.

En la actualidad, las investigaciones se centran en el papel protector que pueden ejercer los ácidos grasos Omega 3 en algunos trastornos mentales, como la ansiedad, la depresión, e, incluso, el trastorno bipolar.

Muchos psiquiatras empiezan a prescribir suplementos de Omega 3 junto al tratamiento con fármacos convencional, pero hacen falta más investigaciones para comprobar realmente su eficacia y su posible utilización en trastornos mentales de mayor gravedad.

De lo que no cabe duda es de su papel protector para nuestra salud cardiovascular y de las articulaciones, pues los estudios más recientes lo han corroborado.