Consejos para Comer Saludable después del Parto o Dar a Luz

Espera al menos unas seis semanas después de que haya nacido tu bebe antes de comenzar cualquier intento normal para perder peso. Esto dará a tu cuerpo la oportunidad de de recuperarse del estrés del embarazo y del parto.

Come alimentos ricos en hierro (especialmente si estás dando de mamar) y mantén tu ingesta de suplementos prenatales. Esto te ayudará a recuperarte de la pérdida de sangre que hubo durante la labor de parto.

Trata de comer al menos 300 calorías menos al día de lo que necesitabas durante el embarazo si no estás dando de mamar; esto te ayudará a perder peso de forma segura y gradual. Si estás dando de mamar, añade 300 calorías a lo que necesitabas durante el embarazo.

Ten paciencia contigo misma. Si te tomó nueve meses ganar ese peso, podría tomarte igual tiempo o incluso un año para que tu cuerpo vuelva a la normalidad.

Mantén tu energía comiendo un balance saludable de carbohidratos y proteínas.

Obtén hasta un 30 por ciento de tus calorías diarias de las grasas. Come grasas saludables como el aceite de oliva y aguacates.

Trata de comer bastantes granos integrales, legumbres y vegetales en hojas; esto te dará el mayor valor nutricional con el menor contenido de calorías y grasas.

Trata de combinar los alimentos que contienen hierro con los que contienen vitamina C, hacer así te ayudará a que tu cuerpo absorba el hierro con mayor eficiencia.

Mantente en movimiento. El ejercicio combinado con una dieta saludable ayudará a tu cuerpo a volver a la normalidad tan rápido como sea posible.

Aléjate de las dietas sde modas. Excederte con las dietas puede poner a tu metabolismo en modalida de hambre y obstaculizar la pérdida de peso después del parto.

Si estás amamantando, el peso extra que ganaste durante el embarazo se irá de forma natural y con facilidad; no te impongas ningún régimen formal para perder peso sin consultar con tu doctor.