Tengo Diabetes, ¿qué hacer?

Es cierto que la ciencia avanza a pasos agigantados poniendo a nuestro alcance nuevos medicamentos, pero hay algo que no ha cambiado y que es el pie fundamental para quienes padecen de esta enfermedad, ¡encontrar el equilibrio entre ingesta y ejercicio!
Nuestro cuerpo es una máquina que utiliza los alimentos como combustible, el mismo que va consumiendo a medida que entra en movimiento.
Pero la cuestión aquí es que nuestra máquina tiene un componente que no funciona de la forma esperada, el páncreas!, de manera que debemos actuar en consecuencia, dándole menos combustible y aumentando su movivmiento.
Es muy común hoy en día que tengamos una sola comida diaria, al finalizar la jornada, siendo éste un hábito por demás insalubre y un grave error en las personas diabéticas; esto nos pone en riesgo de sufrir un pico de hiperglucemia luego de la ingesta y muchas horas al día de hipoglucemia. Encontrar el equilibrio en la alimentación toma su tiempo, pero no es imposible; lo deseable es lograr cinco a seis ingestas al día y porciones pequeñas de alimento variado.
Poner nuestro cuerpo en movimiento no necesita de elementos nuevos o costosos, es tan sencillo como bailar una canción que nos guste, dar un paseo al parque, mirar vidrieras o jugar a las escondidas con los pequeños de la casa. Lo más importante es disfrutar!, porque, ¿de qué nos sirve el cuerpito si no lo usamos?
Pensá en la idea de que la diabetes es una readaptación que tu cuerpo requiere, pon voluntad y una actitud positiva e implementa desde ahora hábitos más saludabes, disfruta la vida y de la perfecta máquina que has adquirido al momento de nacer!