Leyenda del Callejón del Beso

Una de las leyendas cortas más famosas en México es la leyenda del Callejón del Beso en Guanajuato, que trata sobre dos personajes: Ana y Carlos, cuyo romance terminó en un trágico desenlace. ¿De qué trata esta leyenda corta? ¡Leámoslo!

Todo comenzó cuando el papá de Ana la encontró besándose con Carlos, un joven minero, y la amenazó con enviarla a un convento de España y ahí casarla con un hombre viejo pero rico, con esto lograría expandir su hacienda. Sin embargo, Ana no se tomó en serio la amenaza de su padre.

En esos tiempos en México se acostumbraba que cada doncella tenía una dama de compañía, así que pidió a su dama que llevara una carta a su amado Carlos. En la carta le explicaba todo lo que su papá le había dicho y le decía también que una de sus ventanas daba a un callejón en el que, con un poco de esfuerzo, era posible tocar la ventana de la habitación de enfrente. ¿Qué pasó después en esta leyenda corta?

Carlos rentó la habitación de enfrente y pasaron varios días hasta que una noche el papá de Ana los sorprendió besándose y, con mucha rabia, le enterró una daga en la espalda a su hija; Ana logró estirar el brazo derecho y Carlos dejó en su mano un último y tierno beso.

¿El fin de esta leyenda corta? Después del trágico suceso Carlos quedó mudo y al no poder vivir sin el amor de Ana se arrojó del borde del tiro principal de la mina en la que trabajaba.

Actualmente se acostumbra que los enamorados que visitan Guanajuato se besen en el tercer escalón de un afluente del Callejón del Beso así que si visitas México, aquí tienes una buena opción para visitar y si no tienes pareja, ¡no importa! Habrá una oportunidad de volver cuando la tengas.

Además del Callejón del Beso, otro lugar para visitar en Guanajuato es el Museo de las Momias, donde se pueden observar cuerpos momificados que han sido tema de varias películas mexicanas de antigua época.