Buenos Aires, con el corazón mirando al río

El Río de la Plata y su impacto en la geografía local
Definitivamente, el peculiar Río de la Plata ha determinado el espíritu porteño. En primer lugar, la actividad que emana del puerto ha marcado el ritmo económico de la ciudad por muchas décadas, estableciendo, de alguna manera, la forma en que las tierras se iban ocupando, siendo históricamente las más cercanas al río las que primero fueron pobladas. Pero además, el Río de la Plata ostenta el récord de ser el río más ancho del mundo, motivo por el cual había sido confundido con el mar por los conquistadores españoles. Quien tenga la suerte de haber pactado el alquiler de apartamentos en Buenos Aires podrá entonces, dedicar una jornada a recorrer el extenso litoral costero que esta hermosa ciudad ofrece.

La Costanera Norte
A partir de la dársena F del puerto de la ciudad de Buenos Aires se extiende la Avenida Costanera, uno de los paseos más bonitos que puedan encontrarse. La orilla del río ofrece distintos paradores, para detenerse a contemplar el amanecer, y ese extenso río de tonos ocres y amarraronados, que tantos tangos y poesías ha inspirado. Uno de los puntos más destacados del litoral costero es el Club de Pescadores, una centenaria institución fundada en el año 1903. Se trata de un extenso muelle de madera en cuyo extremo se emplaza una residencia de estilo Tudor, que destaca del resto de los edificios de la ciudad. Hoy, es Monumento Histórico Nacional, donde se llevan a cabo distintos eventos y fiestas privadas.
Con el constante ir y venir de los aviones que descienden en el aeroparque Jorge Newbery, el turista podrá pasar un agradable momento caminando a lo largo de un paseo sumamente cuidado, con lugares especialmente preparados para recibir a los visitantes, como el Parque de la Memoria. Seguramente, quien busque podrá sin dificultad encontrar departamentos temporarios en Buenos Aires en la zona adyacente a la costanera, sin dudas, una de las más bonitas de la ciudad.