Comentando Sobre los Longboards

De hecho, la palabra longboarding, que es el término asociado a andar en longboards no fue el que se acuñó al principio a esta práctica de surfear en tierra, ya que se le conocía al comienzo como sidewalk surfing y lo que hacían los surfistas y aspirantes en sus longboards era imitar en tierra los movimientos que se ejecutaban en una tabla de surf desplazándose sobre las olas del mar.

Allá por los años 1960s dio inicio el apogeo de los longboards, se podían adquirir en tiendas deportivas, jugueterías, supermercados, en fin. La mayoría de tablas para longboards que podían comprarse estaban fabricadas de madera, aunque a la vez daba sus primeros pasos la fibra de vidrio, pero no con los altos estándares de calidad y seguridad que ostentan las tablas para longboards el día de hoy en este material.

Las complicaciones y accidentes debido a los materiales poco resistentes en aquellos días, llevaron al ocaso a los longboards, mas, tras el descubrimiento del uretano para la fabricación de las llantas, una nueva fase de florecimiento apareció para los longboards al punto que se volvieron populares con más fuerza.

Desplazarse en longboards evolucionó al grado de convertirse en un deporte de competencia con múltiples estilos, por ejempo: estilo libre (Freestyle), slalom, downhill, en fin.

Podríamos comentar que todo lo relativo al skateboarding vió el ocaso una vez más, allá por los años 1980s, mas esta vez no fue por bastante tiempo - 3 años a lo sumo - después de lo cual el deporte cobró un enorme auge al grado de alcanzar el nivel de prestigio y popularidad que goza en estos tiempos los longboards y skateboards.

El día de hoy incluso existen compañías que se dedican exclusivamente al diseño y fabricación de tablas y accesorios para longboards, especialistas en el ramo, con una larga experiencia en el tema y una perspectiva vanguardista para la elaboración del longboards de la más alta calidad, por otra parte estas empresas cuentan con presencia en la web donde ofrecen un esmerado servicio de soporte al cliente para asesorarle en todas y cada una de sus inquietudes, además disponen de un extenso surtido de accesorios y repuestos para confeccionar un longboard a la medida.