El problema de las tres luces rojas en la Xbox 360

En mi opinión nunca debemos intentar solucionar problemas con nuestras consolas recurriendo a trucos caseros recomendados por amigos. Todos sabemos de algunos consejos que circulan por la red a modo de leyendas urbanas que no hacen sino agravar la situación e impedir que afrontemos una reparación certera. Enrollar con una toalla el dispositivo cuando observamos tres luces rojas xbox 360 es una de estas soluciones de primera mano que nunca deberíamos utilizar.

Una refrigeración deficiente de nuestro aparato parece ser el origen de las averías más frecuentes, y es que en el interior de la consola estrella de Microsoft se alcanzan temperaturas muy altas que son difíciles de equilibrar con el ventilador. Dicen que más vale prevenir que curar pero para hacerlo deberíamos hacer un uso razonable y esto no siempre es posible sobre todo cuando son muchas las manos que quieren jugar.

Lo que está claro es que la aparición de las famosas tres luces rojas en el frontal de nuestra Xbox 360 nos pone en alerta y nos avisa de que algo está sucediendo, por lo tanto poner remedio es el primer paso que daremos. Desmontar la consola y asomarse a su interior es una tarea solo para iniciados por lo que si no tenemos cierta experiencia la mejor postura es hacer uso de la garantía o llevarla a reparar a un servicio técnico profesional.

La reparacion consolas es una actividad que mantiene muy ocupadas a manos expertas en abrir, localizar problemas y solucionarlos. Sé que estos aparatos son piezas unidas por tornillos y esto nos hace creer que será sencillo arreglarlo por nosotros mismos, pero los componentes internos son desconocidos para nosotros y (es más) varían entre unos y otros modelos.

El mejor consejo que os puedo dar es que cuidéis con cierto esmero los dispositivos que tenéis en casa evitando sobrecalentamientos u otro tipo de accidentes que provoquen roturas e inutilicen los mecanismos que los hacen funcionar.

Y concretamente hablando de nuestra Xbox 360 os puedo adelantar que la reparación de la consola pasa por pedirle al técnico que estudie la posibilidad de instalar un sistema de refrigeración extra sobre la GPU.