Postre: Flan de Coco y Brandi Casero para Chuparse los Dedos

Materiales

Caramelo:

2 tazas de azúcar, preferiblemente morena.
4 cucharadas de agua

Procedimiento
Coloca el azúcar en una sartén o una ollita con el agua , ella se va a ir calentando.Con una cuchara, le das vuelta hasta que este tome un color marrón oscuro si notas que se pone duro el caramelo le pones poquita agua
También lo puedes hacer con solo azúcar y dejar enfriar un poco y colocar el agua cuando el azúcar se torne liquida y oscura.
Colocar en un molde. Si no tienes uno para flan, no te preocupes,lo puede hacer en cualquier molde que tengas. Trata de cubrir las paredes del molde con el caramelo que se pondrá duro en este cuando se enfrié, Colòcalo hasta llegar a tres dedos de alto en los lados del molde y por todo el fondo.

Mezcla para Flan

4 huevos enteros
1 lata de leche condensada.(Si no tienes ,puedes colocarle 1/2 taza de azúcar o un poquito más si pruebas la mescla y te gusta más dulce, no creo que suceda ya que recuerda que lleva caramelo y este es dulce.
1 taza de leche de lata o cajeta
1 taza de leche de coco
1 cucharadita de vainilla
Nuez moscada al gusto
3 cucharaditas de brandi

Procedimiento
Bate los huevos con las leches, el brandi y la esencias.
Coloca la mezcla en el molde de manera que llegues hasta llegar a los tres dedos de la marca del caramelo
Colocar en un molde que contenga agua adentro (cuatro dedos de agua más o menos) (Baño maría), coloca dentro el molde con el flan.
Cocinar a 180 grados Fahrenheit por 1 hora
Si no estás segura/ro de si está listo, mete un palillo de dientes y si sale limpio o casi limpio ya está.
Lo sacas y lo dejas refrescar afuera del horno.
Desmolda en una fuente bella, adorna con hojitas de menta o nuez moscada en polvo cernida sobre el postre con un colador. Refrigera unas dos horas y estará listo-
Recuerda, la paciencia y el aseo son virtudes de un buen cocinero, y dejar tu cocina y tus implementos limpios te darán la oportunidad de disfrutar con los tuyos de la obra de arte que hiciste.

Hazla, no tengas miedo, la práctica hace al maestro.