Cuidados para ollas, sartenes y utensilios de cocina

Cuanado compre platos o cucharas de madera, déjelos toda la noche en remojo en vinagre de manzana; así evitará que los olores de las comidas impregnen el material.

Las cafeteras se limpian por dentro frotándolas con una esponjita de acero empapada en una mezcla de vinagre blanco y sal. Las teteras quedarán libres de manchas si las llena con agua hirviendo y agrega un puñado de polvo para lavar. Agite bien y deje en remojo durante toda la noche.

Las ollas de acero inoxidable no hay que dejarlas en remojo, sino lavarlas enseguida, para evitar que queden manchadas. Quíteles las manchas del fuego con una esponja embebida en jugo de limón y hágalas brillar frotándolas con harina.

Lave los vasos delicados usando un bol de plástico con agua y detergente; asi evitará que se rompan.

Para darles brillo, después de lavarlos, enjuáguelos con agua fría mezclada con jugo de limón.

Los cuchillos guárdalos en un portacuchillos de madera o sobre una rejilla magnética separados de los otros utensilios, porque si no las hojas pierden su filo.

Si tiene una sartén o fuente de hierro fundido debe pasarle un papel con aceite vegetal después de que la haya lavado para evitar que se oxide. Una manera de quitarles el óxido es frotarla con una cuchara de ácido cítrico diluido en 2 tazas de agua.