Entendiendo el Cine Slasher



Un psicópata (siempre enmascarado) que se dedica a matar gente (principalmente jovencitos que gustan de pecar con el sexo y las drogas) por diversión (o sea, de la forma más creativa, impactante o sangrienta posible, para deleite del espectador) y/o trauma infantil.

Esta podría ser una perfecta definición de un subgénero de peliculas de terror que nació en los años 70, arrasó en los años 80 y vivió un inesperado final en los años 90.

Con esta definición estariamos describiendo miles de pelis hechas al calor del éxito de slashers míticos como La Noche de Halloween o Viernes 13. Pero cuidado, ni todos los psicópatas asesinos de los slashers llevan máscara ni todas sus víctimas son adolescentes que se pasan el día follando y drogándose. Hasta un subgénero tan limitado y simple como el slasher tiene sus más diversas variantes.

Una de las cosas más curiosas en las películas de este subgénero es que el asesino, el malo, es el auténtico protagonista y en ocasiones el héroe (o mejor dicho anti-héroe), pues sin lugar a dudas muchos solo se tragan (nos tragamos) las infinitas secuelas de Halloween, Viernes 13 o Pesadilla en Elm Street para ver las nuevas andanzas de los míticos Myers, Voorhees o Krueger. El asesino, con su talento para exterminar semejantes, es el auténtico atractivo de estos films. Cuanto más retorcido sea el psicópata más nos hará corrernos de gusto.

Así pues el slasher, creo, es uno de los géneros más transgresores (una de las grandes leyes del slasher es que el psicópata asesino y criminal, el auténtico protagonista del asunto, no debe morir?para que siga ofreciéndonos diversión!) y políticamente más incorrectos (al menos en sus orígenes) lo cual lo hace especialmente fascinante.

Más en una industria del cine (y un país) como la de los USA tan puritana, maniquea y fácilmente escandalizable.

Por supuesto el slasher es fácil de confundir con otros géneros (thrillers, psychothrillers, policiaco) ya que en muchas ocasiones se ha mezclado con mil y un formas de ver el cine de psicópatas asesinos. En este libro trataré de ceñirme al slasher puro y duro (y norteamericano), aquel donde el psicópata asesino es el protagonista absoluto y cuyo argumento recae precisamente en recrearse con sus asesinatos (el gore al fin y al cabo), porque el slasher no puede ser otra cosa que seguir la estrategia y el argumento de films fundacionales como La Noche de Halloween y Viernes 13 que son los que inventaron este fenómeno.

Estas películas y demás temas podemos encontrarlo en la web de ver peliculas en linea. Les asegura una armoniosa satisfacción y entretenimiento.