Dolor en la Rodilla y Ciclismo

La causa más frecuente de dolor de rodilla en el ciclista es el denominado síndrome patelofemoral. Se produce una irritación de la paleta (la rotula), por una fricción excesiva y repetitiva sobre el fémur. Factores que aumentan la presión de la rotula sobre el fémur, con fricción, inflamación, dolor, daños anatómicos en el cartílago de la rotula.

En este síndrome patelofemoral se suele dar también algún factor técnico que predispone a padecer lesión: uso de desarrollos grandes durante periodos prolongados, entrenamientos en cuestas de fuerza-resistencia con bajas revoluciones (40 - 50rpm), sillín bajo, uso de bielas desproporcionadas a la longitud del fémur.

En la rodilla, son frecuentes las tendinitis, que pueden afectar al tendón rotuliano, al tendón cuadricipital, al tendón del bíceps femoral, al tendón de la "pata de ganso" y por último el síndrome de la banda filo-tibial. También se suele dar cuando no se cuidan los factores posturales y técnicos:

* Sillón demasiado bajo o alto y/o demásiado adelantado con respecto a los valores óptimos.

* Pie adelantado con respecto al eje del pedal, entrenamientos inadecuados, falta de protección térmica en condiciones atmosféricas desfavorables (frío, lluvia. cambios térmicos bruscos al subir grandes puertos).

* Uso de relaciones demasiado largas por periodos de tiempo prolongados, Por ejemplo en puertos de montaña el uso de 42x21 a bajas revoluciones por minuto subiendo un puerto del 10%.

* Falta o un deficiente entrenamiento de la flexibilidad y elasticidad muscular. Si nuestros músculos, tendones, ligamentos tienen una mala elasticidad, el que aparezcan las lesiones señaladas anteriormente es cuestión de tiempo.

Para prevenir estas lesiones, además de un buen entrenamiento de nuestras capacidades de fuerza, potencia, resistencia general o resistencia especifica, debemos hacer un buen entrenamiento de nuestra flexibilidad.