Consejos Cómo Arreglar un Tubo de Escape en Tu Carro

Espera a que el motor se enfríe de modo que el tubo de escape esté lo suficientemente fresco para tocarlo. Coloca tu mano cerca del tubo medir cuán caliente está antes de poner en serio tu mano ahí o envuelve un trapo grueso alrededor de tu mano.

Si parte del tubo está por caerse, remueve la parte que cuelga doblando y girando hasta que se desprenda. No necesitas volverlo a colocar ya que lo reemplazarás o al menos lo soldarás en el taller de reparaciones o en la venta de mofles.

Si no puedes desprender la parte colgante, usa un alambre de mecánico. Rodea un extremo del tubo que cuelga y sujeta el otro extremo a la parte baja del carro. No enrolles el alambre alrededor del eje del motor o en cualquier parte donde pueda que se enrede con el eje. Mejor, enróllalo a una parte estacionaria debajo del carro.

Haz una cita en la venta de mofles.

La cinta para sistemas de escape tan solo puede cubrir un agujero o grieta en un tubo de escape. No podrá sostener un tubo de escape arruinado.