Instrucciones Cómo Quitar el Polarizado de las Ventas de tu Carro

Tu mismo puedes quitar el polarizado a tu vehículo. Desde luego, necesitarás esta guía para orientarte mejor en cuanto a los pasos a seguir y mucha paciencia.

Prepárate para Quitar el Polarizado

Hazlo en un día soleado. El calor del solo servirá para quitar el polarizado.

Dedica a esto al menos unas cuatro horas. Esto incluye el tiempo de asoleado del carro para que se caliente.

Parquea el carro con la parte trasera dándole la cara al sol.

Corta un bolsa de basura por los lados para que tengas una gran capa de plástico.

Quitar el Polarizado de la Ventana de Atrás

Cubre el interior de los asientos con lona o algo que lo proteja de los deshechos de spray.

Rocía limpiador de ventanas en el interior de la ventana trasera.

Presiona la bolsa plástica de basura sobre la superficie interior de la ventana de atrás de inmediato. Asegúrate de haber cubierto todo el vidrio expuesto.

Repite este proceso cada veinte minutos durante dos horas. Básicamente estás corriendo el polarizado de la ventana.

Usa una navaja u hoja de afeitar para pelar la película de plástico de las esquinas de la ventana, donde no hayan líneas del desempañador. Tienes que quitar el plástico del polarizado en una sola pieza si te es posible.

Rocía más la ventana con limpiador para vidrios al tiempo que vas quitando la película de plástico. Esto ayudará a evitar que la pega se seque de nuevo.

Restriega el adhesivo que quede con amoníaco y un paño de acero fino. Esto llevará tiempo, así que ten paciencia.

Quitar el Polarizado de las Ventanas Laterales

Atrapa la esquina de la película de polarizado con la hoja de afeitar.

Continúa pelando la película con este método. Tienes que removerla en varios pedazos.

Desliza la hoja de afeitar sobre la superficie de la ventana para remover los residuos que queden.

Rocía la ventana con el líquido para limpiar ventanas.

Usa toallas y una esponja de acero fino para limpiar los residuos que queden en las ventanas.

No uses una cuchilla sin filo. Si la cuchilla no está afilada lo suficiente podría dañar la ventana.