Cómo Saber cuando el Mofler o Silenciador está Arruinado

Un muffler arruinado puede diagnosticarse por el conductor promedio si conoce los síntomas.

Escucha si hay ruido o sonidos rítmicos en tonos bajos mientras tu carro está en marcha. Un mofler arruinado causa que el escape del carro haga un ruido estridente.

Nota si hay golpeteos o ruidos aleatorios. Esta bulla causada por un silenciador arruinado puede ser intermitente.

Inspecciona tu muffler para ver si tiene hoyos u oxidación. Los moflers se oxidan de adentro hacia afuera; el óxido visible indica que se están desarrollando agujeros en tu silenciador.

Revisa si hay humo inusual. El humo ondulante puede ser indicador de tener el muffler arruinado.

Observa cualquier fuga de agua que ocurra bajo la parte trasera del carro. Las fugas indican que hay un agujero en el mofler o tubos sueltos.

Considera un silenciador arruinado como el culpable cuando tu carro se sobrecaliente despacio. Los problemas en el sistema de escape del carro pueden afectar el desempeño del motor.

Da golpes ligeros a tu mofler con un martillo. Si oyes traqueteo sobre los desechos, tu muffler necesita reemplazo.

El agua bajo la parte trasera del carro es lo más seguro condensación de la unidad de aire acondicionado. Si el agua está oxidada, o el aire acondicionado no ha sido usado, revisa el silenciado y los tubos para ver si hay agujeros.

El carro tal vez necesite ser levantado para una inspección visual completa del sistema de escape.

Si sospechas que tu muffler está arruinado, maneja con tus ventajas abiertas para dejar que los gases de escape salgan. Haz que un mecánico certificado examine el carro tan pronto como puedas.