Cómo Comprar un Flash Externo para tu Cámara de Fotos DSLR

La respuesta a este problema es el flash externo, el cual te permite controlar mejor cómo la fuente de luz se refracta del sujeto que estás fotografiando.

Cuando se trata de comprar una unidad de flash externo, básicamente tienes dos opciones, un flash externo con cabeza móvil o un flash esclavo.

El flash con cabeza móvil te permite apuntar el flash hacia arriba o bajo para hacer difusa la luz lejos del sujeto.

Un flash esclavo es pocas palabras un flash que está separado de la zapata, pero generalmente sigue conectado vía un cable. (Una zapata es a lo que una unidad de flash se conecta para obtener energía eléctrica).

Ambos tipos de flashes son buenos, uno permite al usuario más flexibilidad cuando usa luz para resaltar o ocultar ciertos detalles.

Si sales a buscarte un flash externo, los precios pueden variar desde $350 a $600 en promedio, sin embargo como con cualquier cosa fácilmente podría rondar en la categoría de los mil dólares dependiendo de qué características estás buscando.

Otra opción es comprarlo usado y por lo general el mercado de flashes usados es una buena vía para comprar tu primera hasta la décima unidad de flash externo.