Consejos de Etiqueta para una Boda Árabe Musulmana

Estas regulaiones te ayudarán para que el día transcurra bien y para servir de manera apropiada a los invitados.

Durante la Ceremonia

Mientras tome lugar la boda árabe, los participantes de la boda se espera que estén en silencio y presten total atención mientras el imán o miembro del clero está hablando.

El sermón que es ofrecido durante la ceremonia es principalmente para el propósito de dar a la pareja consejo sobre cómo vivir armoniosamente, el clérigo también les recuerda al hombre y a la mujer sus responsabilidades dentro del matrimonio.

Intercambio de Votos

En muchas bodas musulmanas, la novia y el novio no intercambia votos; el sermón del imán usualmente conlleva los votos, aunque la pareja puede acordar recitar los votos para demostrar su compromiso el uno al otro y ante Alá.

A la pareja se les pregunta tres veces si están de acuerdo en ingresar al matrimonio de acuerdo al contrato de matrimonio musulmán o nikah. Después de que la pareja acepte el acuerdo, firman el contrato, el cual sella el matrimonio. En este punto, la congregación bendecirá a la pareja abrazándolos o orando por su bienestar.

Recepción de la Boda

La fiesta árabe o alimaa, como se le llama en algunos países, debe ser adecuado como para alimentar a cada invitado que ha asistido a la boda. Mientras que algunas parejas escogen gastar cierta cantidad de dinero para platillos especiales, también es correcto servir algo sencillo, siempre y cuando todos sean alimentados.

Servir Bebidas Alcohólicas

Aunque es común ver un bar dentro en la mayoría de las recepciones de bodas, las bebidas alcohólicas están prohibidas en las bodas musulmanas. Como invitado, se considera mala etiqueta llevar bebidas alcohólicas como regalo. En lugar de brindar por la pareja con champaña o vino, una bebida llamada sherbet, la cual se hace con hielo y jugo de frutas, se sirve entre todos los invitados.

Regalos para la Boda

Aunque es aceptable llevar un regalo para los recién casados en una boda árabe, el regalo no debe ser muy caro. Dar regalos extravagantes que no son de uso práctico para que la pareja los use en su hogar no es muy recomendado; para las bodas modernas, algunos artículos para el hogar y utensilios de cocina resulta más aceptable.

Es común que familiares y amistades cercanas de la pareja les regalen dinero que pueda ser usado para gastos futuros en el matrimonio.