Consejos Cómo Ayudar a que una Novia No Huya y Cancele su Boda

Si tienes a una potencial novia fugitiva entre manos, aquí tienes algunos consejos para ayudarte a calmar la ansiedad y hacer que piensa con claridad sobre sus opciones.

Pregúntale por qué siente deseos de escapar. Ella podría tener una razón específica o tal vez solo se sienta abrumada por la ocasión. De cualquier modo, la clave para evitar que escape es hacerla hablar.

Haz que explore sus emociones hasta que hayas descubierto la causa principal de su estrés. Si ella tan solo está asustada con todo lo que involucra la boda, tendrás mejor oportunidad para evitar que huya que si ella de verdad no quiere para nada casarse con su prometido.

Recuérdale que los invitados a la boda están ahí para ayudarle, no para presionarla o forzarla a un matrimonio que no desea. La gran cantidad de invitados a un boda puede añadir todavía más al estrés de una novia, pero ella debería sentirse reconfortada de que mucha gente comprende sus inquietudes acerca de su futuro.

Ayúdala a que se de cuenta del por qué aceptó casarse con su prometido en primer lugar. Haz que te diga las cosas que más le gustan a ella sobre su novio. Si puedes hacer que sonría cuando piense en él, estás haciendo un buen trabajo.

Destaca cuán bien decorada está la capilla. Esto la pondrá en sintonía con las cosas buenas de la ceremonia y la distraerá del estrés del compromiso.

Hazle saber que posponer una boda es una opción, pero que escapar y dejar plantados a todos no. Si ella decide cancelar la ceremonia hasta otra fecha, ella al menos necesita hacérselo saber a su prometido (en privado) y a sus invitados.

No le digas a la potencial novia fugitiva que ella tiene que someterse y pasar por todo lo que implica la ceremonia. Esto tan solo la estresará todavía más y le darás más razones para que se dirija a la puerta más temprano que antes.