5 Consejos para Sobrevivir el Día de tu Boda

Duerme bien la noche anterior. Pensar que dormirás plácidamente es ser muy optimista, pero al menos duerme un par de horas. Toda esa emoción y adrenalina puede estarse acumulando, pero el día sera largo y quieres verte de lo mejor.

Come un poco de algo. Un desayuno colmado puede estresar tu nervioso estómago, pero comer un poco como frutas puede ayudarte. Pasará mucho tiempo hasta que tengas otra chance de comer. No comer nada hará que las mariposas en tu estómago se alboroten peor.

Ponte zapatos cómodos. Después de la ceremonia y las fotos formales, que no te de pena cambiarte unos zapatos más holgados y cómodos.

Bebe abundante agua. Asegúrate de mantener esa hidratación plena. La deshidratación provoca migrañas, náuseas y mareos. Si tomas un vaso de agua, bébelo completo.

Afloja el paso. Hay mucho que hacer durante la ceremonia, el baile, las fotos, el pastel, etc. Pero tómate tu tiempo y mira a tu alrededor. Mira cómo disfrutan tus invitados. Saluda a todos, especialmente a aquellos que no ves muy a menudo y aprovecha de darle a tu pareja tu pequeño beso.