¿Cómo se puede evitar la aparición de manchas solares en la piel?

Cada día, la aparición de manchas solares en la piel es un síntoma más frecuente debido a la excesiva exposición solar. Estas lesiones de la piel son producidas por un exceso de melanina en ciertas zonas de la cara y del cuerpo.
Evitar que aparezcan manchas por culpa del sol en la cara y en el cuerpo es muy fácil si se tienen unos cuidados mínimos previos. Algunos consejos de prevención:
  • Utilizar cremas solares protectoras adecuadas y homologadas.
  • No utilizar cremas que lleven más de un año abiertas.
  • Tener cuidado con ciertos medicamentos porque pueden ser fotosensibles e influir en la aparición de manchas solares en la piel.
  • Evitar la exposición solar durante las horas de mayor intensidad.
  • Utilizar maquillaje con filtro durante los meses de verano.
  • Evitar perfumes cuando se vaya a tomar el sol.
  • Hidratar bien la piel después de tomar el sol.
  • Utilizar cremas especiales tras la exposición solar.
Seguir estas recomendaciones ayuda a evitar la aparición de manchas solares. Si, por el contrario, a una persona le aparecen manchas solares en la piel, debe acudir a clínicas especializadas en Medicina Estética para consultar los mejores tratamientos para eliminarlas.


¿Cómo se pueden eliminar las manchas solares en la piel?

La opción más recomendada por los médicos especialistas para la la eliminación de este tipo de manchas es el Peeling Químico. Dependiendo del tipo de mancha solar, el médico estético realizará esta técnica en una profundidad u otra.


¿Qué es el Peeling Químico?

El Peeling Químico consiste en la realización de una exfoliación forzada de la epidermis. Esta exfoliación se consigue mediante la aplicación de productos específicos. Los productos utilizados en el Peeling Químico son diferentes dependiendo del tipo de piel de la persona. Este tratamiento va dirigido tanto a hombres como a mujeres.
En resumen, gracias a los avances en Medicina Estética, se pueden eliminar las manchas solares de una forma rápida y sin dañar la piel. Con este tratamiento se consigue un rostro libre de manchas, más joven, suave y luminoso.