Secreto del poder ley del ritmo principio universal de Dios 2

Continuando con el principio universal del ritmo de Dios, dijimos que todo fluye y refluye en nuestras vidas y en todo el universo creado por Dios.


Siempre se cumple; pero al estudiarlo y conocerlo, sabiendo que este principio esta en fusión, se aprende a usar como se usa en la ley del mentalismo, o en el principio de la causa y efecto, o en de la polaridad, es decir, estas leyes no son mi buenas ni malas, simplemente garantizan el funcionamiento armónico del universo, y es de nuestro conocimiento el uso de ellas que sean buenas o malas es decir, sean positivas o negativas dependiendo del uso que nosotros le damos a este principio para cada quien lo use.

Lo que debemos saber es que no se puede anular este principio universal de la ley del ritmo, pero, tampoco podemos dejarnos que nos maneje de aquí para acá en nuestras vidas, como si fuéramos viento o brizna de paja, sino aprendiendo a eludir sus efectos hasta cierto grado, este grado que depende del dominio que se tenga de dicho principio.

Debemos aprender a usarlo en vez de ser usados por el principio universal del ritmo, aprendemos a polarizarnos en el punto donde deseamos quedarnos y nos levantamos o elevamos por encima de la oscilación pendular.

Toda persona que ha adquirido cierto dominio sobre sí mismo ejecuta esto hasta cierto punto, consciente o inconsciente.

El que es maestro lo ejecuta o efectúa conscientemente, y por el el dominio de la ley del ritmo alcanza un punto o grado de equilibrio, estabilidad y firmeza mental casi imposible de concebir por la mayoría que va y viene en un continúo movimiento de onda, siempre es impulsada por su propio ritmo.

Es bien sabido que hay dos polos positivo y negativo que se manifiestan en los fenómenos mentales, o sea en dos planos de conciencia, uno que es el superior y el otro el inferior.

Por lo tanto si nos elevamos al plano superior escapamos de la oscilación del péndulo que solo se manifiesta en el plano inferior.

Lo que decimos en pocas palabras la oscilación del péndulo se produce en el plano inconsciente y nuestra conciencia no se afecta.

A esto es lo que denominamos Neutralización, su trabajo o desempeño consiste en elevar el Yo sobre las vibraciones del plano inconsciente de toda actividad mental, de manera que la oscilación inferior o negativa del péndulo no se manifiesta en la conciencia de una persona que a aprendido a dominar la ley del ritmo y no se quede afectado por ella.

A lo que digo, es levantarse por encima de una cosa y que la otra cosa pase por debajo, el que conoce y práctica la ley del ritmo se polariza así mismo en el polo que requiere por un procedimiento semejante a rechazar, o a negarse en participar en la oscilación retrógrada, permaneciendo en su posición y permite al péndulo oscilar en retroceso o hacia atrás en plano inconsciente.