Secreto y Poder de la Polaridad Positiva Universal de Dios 2

Recapitulando hemos visto que así, como te sientes así actúas , así como actúas también, polarizas el ambiente en el que vives y en donde estés.

Polariza a tu esposa (o), a tus hijos, a tus amigos, a familiares y por que no a los enemigos que sean tus amigos, y así seras lo que llamo Jesús " la sal de la tierra", cambiando tu manera de pensar y de actuar para atraer lo bueno es decir, la bendición y la gracia de Dios que sea derramada en tu vida.

Lo que no deseas en tu vida y al entorno, solo tienes que cambiar la polaridad de lo malo en bueno, lo negativo en positivo, lo pesimismo en alegría y gozo, si tu no lo sabes hacerlo rápidamente entonces, lo puedes hacer de grado en grado, de condición en condición, de polo a polo, de vibración en vibración para que tu vida cambie pero, primero hay que adquirir el arte de cambiar la propia polaridad de sus pensamientos para poder cambiar la de los demás.

hay algunas personas que los hemos llamados mala sombra o pavosos que están siempre paralizados en el polo negativo o pensando en lo malo y lo llevan a todas partes inundando de lo malo o negativo de sus vidas, "Ojo ALÉJESE DE ESA CLASE DE PERSONAS".

El mal es la manifestación que experimenta el ser humano contraria a una positividad concreta a la que llamamos bien, que resulta ausente aunque podría y debería resultar ser presente._ El mal desde siempre ha sido para el hombre el problema, las culturas han intentado durante siglos ofrecer diversas explicaciones del mal en el mundo de los humanos.

Para dominar el arte de polarizar en lo positivo de Dios, hay que particarlo, para que sea de buen cambio, con todo lo que deseas dominar, el principio de la polaridad es la "VERDAD" los resultados depende de la práctica que se haga en cada una de las situaciones de nuestra vida.

El bien esta cargado en toda la reflexión humana que existe en todo lo que hagamos en nuestra vida, esta es la polaridad y es el mas difícil para realizar por que nuestros pensamientos entan basados en lo negativo o de maldad inculcada por nuestros padres y maestros, y también a los amigos o al entorno en que vivimos.

El mal siempre estará latente en nuestras mentes pero, con el principio de la polaridad positiva de Dios logramos cambiar nuestra capacidad de alimentar siempre en favor de lo positivo o bueno que hay en nuestras vidas.

Siempre cambie su manera de pensar diga "Soy lo suficientemente bueno para cambiarme a mi mismo".

La biblia dice: " y te hará bien, y te multiplicará más". (Deuteronomio 30: 5C.) Reina Valera 1960.

Lo que hagas en bien se te multiplicara en bien para que la polaridad positiva de Dios sea para bien en todo.