Ecoturismo en Mendoza: recorriendo Malargüe

Malargue estabubicado en el sur-oeste de la provincia de Mendoza. Los andes dominan la región, los que marcan inviernos muy fríos, en especial en la franja oeste qie linda con esta imponente cadena de mntañas. Si bien tiene un clima más bien árido, Malargüe goza de algunos oasis de verde vegetación, a causa de la gran cantidad de ríos de origen glaciar y del deshielo montañoso. Es por ello viable encontrar profundos cañones, por donde corren caudalosos ríos mendocinos, y otras zonas fértiles, producto de la innumerable cantidad de napas y acuíferos subterráneos. La capital del departamento lleva su nombre: Malargüe y ha sido declarada Capital Nacional del Turismo Aventura, constituyendo un atractivo más para el turismo en Mendoza.

En todo el territorio del departamento de Malargüe hay una gran cantidad de rincones de mágica y exótica belleza . En estos paisajes es posible observar las increíbles bellezas naturales, surgidas debido a los millones de años de evolución de la tierra, cómo se entrelazan con los vestigios del paso de las civilizaciones indígenas por el lugar, especialmente Incas y Huarpes. Un lugar de visita imperdible para quienes visitan Malargüe es La Caverna de las Brujas. Este recorrido, de unos cientos de metros, puede ser realizado en poco tiempo, y disfrutar de lo hermoso del espectáculo, ya que allí pueden verse estalactitas y estalagmitas de sorprendente y rara belleza, causadas por los goteos incesantes de las aguas subterráneas cargadas de minerales.

Otro de los lugares hermosos es la laguna del Llancanelo, donde está presente la exquisita biodiversidad de la zona. Es un hermoso lugar donde pueden realizarse safaris fotográficos, y disfrutar del avistaje de las aves. Esta laguna tiene una característica singular y es que sus aguas son saladas. Esta se formó cuando la zona era parte del fondo marino, y al elevarse el terreno formando la cordillera de los Andes, la laguna quedó instaurada, estableciendo una cuenca lacustre cerrada en la que las aguas no tienen salida y se acumulan en ella. Son 65,000 ha, rodeadas de desierto, pero que en sí constituyen un importante oasis natural.

Continuando con el recorrido por Malargüe, se puede visitar la Payunia, una importante reserva natural, que se encuentra situada hacia el sur de la ciudad. El paisaje volcánico es lo que allí se destaca, dado que las contínuas erupciones a lo largo de miles de años han formado una capa de lava sobre la superficie, creando un extraño paisaje lunar. En algunas regiones la fina capa de lava se ha descompuesto, formando una arena negra, por lo que se conoce al lugar como las Pampas Negras. Verdaderamente, visitar Malargüe constituye unas vacaciones en Mendoza inolvidables para los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre.