En contacto con la naturaleza en pleno centro de Madrid

Madrid es una ciudad que sorprende al visitante por su increíble contraste entre la modernidad y la tecnología, con edificios y barriadas históricas, de varios siglos de antigüedad. Siempre es posible encontrar alojamiento en Madrid, en casi cualquier momento del año, ya sea en hoteles, tanto como en alojamientos más económicos o alquiler apartamentos. Madrid es una de las ciudades más visitadas del viejo continente, recibiendo aproximadamente unos 4 millones de turistas por año.

El parque del Retiro

Uno de los lugares públicos más emblemáticos de la ciudad de Madrid es el parque del Retiro, también conocido como Jardines del Retiro, o el Retiro a secas. Se trata de un enorme predio de 118 hectáreas de superficie, que ofrece al turista una enorme cantidad de atractivos y puntos de interés.

Definitivamente, este parque es una especie de "cable a tierra" para los vecinos de la ciudad, quienes masivamente, cuando el tiempo acompaña, concurren a disfrutar de este significativo pulmón verde.

La historia siempre está presente

Uno de los paseos más interesantes del parque del Retiro es el Paseo de las Estatuas, una vía flanqueada por estatuas de reyes pasados, realizadas por artistas de renombre de las distintas cortes españolas.

Las estatuas de los monarcas habían sido concebidas para adornar el Palacio Real de Madrid, más específicamente para ser colocadas sobre las cornisas del mismo. Sin embargo Carlos III pensó que el palacio quedaba excesivamente ornamentado, y dio la orden de colocarlas en su ubicación actual.

El parque del Retiro también cuenta con increíbles fuentes y grupos escultóricos, como la Fuente de la Alcachofa, realizada en 1781, o la Fuente del Ángel Caído, que data del año 1885. Pero una obra de magnificencia impar es el Palacio de Cristal, un invernadero erigido en 1887, situado a orillas del lago artificial. En definitiva, para quien haya tenido la fortuna de alquilar apartamentos, Madrid guarda un sinnúmero de tesoros históricos para ser descubiertos.